PREGUNTAS
FRECUENTES

Que no se usan químicos en ninguna parte del proceso, desde el campo hasta el empacado final.

En Pro Orgánico, SA de CV contamos con certificación orgánica bajo los estándares del departamento de agricultura de los Estados Unidos (USDA), desde el 2003 y del departamento de agricultura de México (SAGARPA) a partir del 2017, que inició la aplicación de la ley orgánica en nuestro país.

Para proteger a los consumidores de posibles engaños, la mayoría de los países han definido leyes o normas que debe cumplir los productos para que puedan ser llamados orgánicos. Hay agencias especializadas que se encargan de llevar a cabo inspecciones anuales para verificar el cumplimiento de estas leyes. Si el producto cumple con lo establecido se le otorga una certificación orgánica.

Porque al no usarse químicos en ninguna parte del proceso de elaboración, son más saludables para los consumidores, para las personas que los producen y para el medio ambiente.

Que un producto cuente con una certificación orgánica, en términos sencillos, significa que no se han usado productos químicos en ninguna parte del proceso de su producción, desde la preparación de la tierra donde se sembraron, las obtención de las semillas, los cultivos, el manejo después de cosecha, la elaboración, empaque, hasta el transporte y almacenamiento.

El término saludable es muy amplio y abarca varios aspectos que sobrepasan la producción de los alimentos. Por ejemplo, se puede decir que consumir una tortilla orgánica es más saludable que consumir una que contiene químicos, como colorantes o conservadores que se ha probado que son dañinos, pero consumir tortillas orgánicas (o cualquier otro alimento orgánico) en exceso, no es saludable.

Por lo anterior, decir que los productos orgánicos son saludables es una aseveración incompleta. Sí se puede decir que los productos orgánicos se consideran más saludables que sus contrapartes convencionales, en igualdad de circunstancias.

Está demostrado que el uso de fertilizantes y pesticidas químicos afectan la vida presente en el suelo y el agua en los pozos, ríos y mares.

GMO son las siglas en Inglés para Organismos Genéticamente Modificados.

La principal razón tal vez es que el mercado orgánico es muy pequeño en comparación al convencional. Es muy difícil alcanzar economías de escala en cada parte del proceso, desde la adquisición de materias primas, hasta transporte de producto terminado.

La apariencia de los productos orgánicos es igual a la de los convencionales. La mejor manera de distinguirlos es en la etiqueta. Los productos orgánicos deben de mostrar los sellos de la certificación correspondiente. Si los sellos no están visibles, lo más seguro es que el producto no cumpla con los requisitos para ser comercializado como tal.

Aceite de coco orgánico, sin sabor.

1. Las grasas saturadas tienen muy mal prestigio, pero la realidad es que la historia que la mayoría conocemos sobre ellas, no está completa:
 
a. Las grasas provenientes de animales, tienen colesterol 
b. Las grasas provenientes de vegetales, no tienen colesterol 
c. Las grasas saturadas provenientes de animales, son las más malas
d. Las grasas saturadas provenientes de vegetales (como las del aceite de coco), en dosis normales, no sólo no son dañinas, sino son necesarias para el cuerpo. Ayudan a: 
 
i. Mejorar la salud del corazón 
ii. Desarrollar la tiroides
iii. Mejorar el metabolismo* 
iv. Mejorar es sistema inmunológico 
v. Promueven un cuerpo más esbelto
 
e. En muchos procesos comunes hoy en día en la industria de alimentos, las grasas provenientes de vegetales se hacen más estables (sólidas) a temperatura ambiente. Para ello se requiere la saturación total del aceite a través de la hidrogenación. La mantequilla pura de leche de vaca, por ejemplo, tiene grasa animal, que solidifica por sí sola, pero la margarina que está hecha de aceites vegetales, se tienen que  hidrogenar para que pueda ser sólida y equiparable a la mantequilla para la percepción del consumidor. A estas grasas vegetales hidrogenadas, se les llama grasas Trans, éstas son muy malas para las arterias y son las que le han dado la mala fama a todas las grasas saturadas. 
f. El aceite de coco tiene propiedades anti-virales y anti-bacteriales. 
g. Los aceites de vegetales más usados en los alimentos en nuestros tiempos, casi todos provienen de cultivos transgénicos (maíz, soya, algodón, girasol, canola). Estos cultivos son en los que más químicos se utilizan y además no conocemos los efectos secundarios que la modificación genética puede estar causando. Hay suficiente evidencia para por lo menos, desconfiar de ellos. Por otro lado, todos estos aceites vegetales (maíz, soya, algodón, girasol, canola) tienen grasas poli-insaturadas que son las peores para cocinar. 
h. El aceite de coco aporta un sabor atractivo
Para leer más del tema http://www.huffingtonpost.com/dr-mercola/coconut-oil-benefits_b_821453.html

Por supuesto que sí son recomendables. Las personas que están siguiendo dietas para bajar de peso deberán elegir la ración adecuada a la dieta que están siguiendo, pero, por sus valores nutricionales y sabor, son muy recomendables para todos los consumidores.

El color rojo que tienen los totopos para hacer chilaquiles rojos y los churritos sabor chipotle, proviene de chile ancho orgánico molido y chile chipotle orgánico molido.

Las mamás pueden dar nuestros productos a sus niños con la absoluta confianza de que son 100% naturales, que no contienen químicos y que eso está respaldado por inspecciones periódicas de una agencia internacional especializada. Desde luego que las mamás deben cuidar la cantidad y frecuencia del consumo de nuestros productos, como lo deben hacer con cualquier otro alimento.

Los alimentos orgánicos están libres de tóxicos procedentes de agroquímicos, pesticidas o antibióticos. La agencia para la protección del medio ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) hoy en día considera que 60% de todos los herbicidas, 90% de los fungicidas y 30% de los insecticidas son cancerígenos. Los niños están expuestos cuatro veces más que un adulto.

Sí. Es una caja de cartón.

Todos nuestros productos son aptos para veganos y vegetarianos; sólo usamos ingredientes de origen vegetal.

Por cualquier otra duda, no hesites en contactarnos por correo a info@pro-organico.com o márcanos en horario de oficina al 81 8358 2068.

PREGUNTAS FRECUENTES

Que no se usan químicos en ninguna parte del proceso, desde el campo hasta el empacado final.

En Pro Orgánico, SA de CV contamos con certificación orgánica bajo los estándares del departamento de agricultura de los Estados Unidos (USDA), desde el 2003 y del departamento de agricultura de México (SAGARPA) a partir del 2017, que inició la aplicación de la ley orgánica en nuestro país.

Para proteger a los consumidores de posibles engaños, la mayoría de los países han definido leyes o normas que debe cumplir los productos para que puedan ser llamados orgánicos. Hay agencias especializadas que se encargan de llevar a cabo inspecciones anuales para verificar el cumplimiento de estas leyes. Si el producto cumple con lo establecido se le otorga una certificación orgánica.

Porque al no usarse químicos en ninguna parte del proceso de elaboración, son más saludables para los consumidores, para las personas que los producen y para el medio ambiente.

Que un producto cuente con una certificación orgánica, en términos sencillos, significa que no se han usado productos químicos en ninguna parte del proceso de su producción, desde la preparación de la tierra donde se sembraron, las obtención de las semillas, los cultivos, el manejo después de cosecha, la elaboración, empaque, hasta el transporte y almacenamiento.

El término saludable es muy amplio y abarca varios aspectos que sobrepasan la producción de los alimentos. Por ejemplo, se puede decir que consumir una tortilla orgánica es más saludable que consumir una que contiene químicos, como colorantes o conservadores que se ha probado que son dañinos, pero consumir tortillas orgánicas (o cualquier otro alimento orgánico) en exceso, no es saludable.

Por lo anterior, decir que los productos orgánicos son saludables es una aseveración incompleta. Sí se puede decir que los productos orgánicos se consideran más saludables que sus contrapartes convencionales, en igualdad de circunstancias.

Está demostrado que el uso de fertilizantes y pesticidas químicos afectan la vida presente en el suelo y el agua en los pozos, ríos y mares.

GMO son las siglas en Inglés para Organismos Genéticamente Modificados.

La principal razón tal vez es que el mercado orgánico es muy pequeño en comparación al convencional. Es muy difícil alcanzar economías de escala en cada parte del proceso, desde la adquisición de materias primas, hasta transporte de producto terminado.

La apariencia de los productos orgánicos es igual a la de los convencionales. La mejor manera de distinguirlos es en la etiqueta. Los productos orgánicos deben de mostrar los sellos de la certificación correspondiente. Si los sellos no están visibles, lo más seguro es que el producto no cumpla con los requisitos para ser comercializado como tal.

Aceite de coco orgánico, sin sabor.

1. Las grasas saturadas tienen muy mal prestigio, pero la realidad es que la historia que la mayoría conocemos sobre ellas, no está completa:
 
a. Las grasas provenientes de animales, tienen colesterol 
b. Las grasas provenientes de vegetales, no tienen colesterol 
c. Las grasas saturadas provenientes de animales, son las más malas
d. Las grasas saturadas provenientes de vegetales (como las del aceite de coco), en dosis normales, no sólo no son dañinas, sino son necesarias para el cuerpo. Ayudan a: 
 
i. Mejorar la salud del corazón 
ii. Desarrollar la tiroides
iii. Mejorar el metabolismo* 
iv. Mejorar es sistema inmunológico 
v. Promueven un cuerpo más esbelto
 
e. En muchos procesos comunes hoy en día en la industria de alimentos, las grasas provenientes de vegetales se hacen más estables (sólidas) a temperatura ambiente. Para ello se requiere la saturación total del aceite a través de la hidrogenación. La mantequilla pura de leche de vaca, por ejemplo, tiene grasa animal, que solidifica por sí sola, pero la margarina que está hecha de aceites vegetales, se tienen que  hidrogenar para que pueda ser sólida y equiparable a la mantequilla para la percepción del consumidor. A estas grasas vegetales hidrogenadas, se les llama grasas Trans, éstas son muy malas para las arterias y son las que le han dado la mala fama a todas las grasas saturadas. 
f. El aceite de coco tiene propiedades anti-virales y anti-bacteriales. 
g. Los aceites de vegetales más usados en los alimentos en nuestros tiempos, casi todos provienen de cultivos transgénicos (maíz, soya, algodón, girasol, canola). Estos cultivos son en los que más químicos se utilizan y además no conocemos los efectos secundarios que la modificación genética puede estar causando. Hay suficiente evidencia para por lo menos, desconfiar de ellos. Por otro lado, todos estos aceites vegetales (maíz, soya, algodón, girasol, canola) tienen grasas poli-insaturadas que son las peores para cocinar. 
h. El aceite de coco aporta un sabor atractivo
Para leer más del tema http://www.huffingtonpost.com/dr-mercola/coconut-oil-benefits_b_821453.html

Por supuesto que sí son recomendables. Las personas que están siguiendo dietas para bajar de peso deberán elegir la ración adecuada a la dieta que están siguiendo, pero, por sus valores nutricionales y sabor, son muy recomendables para todos los consumidores.

El color rojo que tienen los totopos para hacer chilaquiles rojos y los churritos sabor chipotle, proviene de chile ancho orgánico molido y chile chipotle orgánico molido.

Las mamás pueden dar nuestros productos a sus niños con la absoluta confianza de que son 100% naturales, que no contienen químicos y que eso está respaldado por inspecciones periódicas de una agencia internacional especializada. Desde luego que las mamás deben cuidar la cantidad y frecuencia del consumo de nuestros productos, como lo deben hacer con cualquier otro alimento.

Los alimentos orgánicos están libres de tóxicos procedentes de agroquímicos, pesticidas o antibióticos. La agencia para la protección del medio ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) hoy en día considera que 60% de todos los herbicidas, 90% de los fungicidas y 30% de los insecticidas son cancerígenos. Los niños están expuestos cuatro veces más que un adulto.

Sí. Es una caja de cartón.

Todos nuestros productos son aptos para veganos y vegetarianos; sólo usamos ingredientes de origen vegetal.

Por cualquier otra duda, no hesites en contactarnos por correo a info@pro-organico.com o márcanos en horario de oficina al 81 8358 2068.